¿Qué es la etiqueta ECO? ¿Qué ventajas tiene?

En los últimos años, la transición hacia una movilidad más sostenible es uno de los principales retos que afrontan las empresas. Como expertos en gestión de flotas, en Athlon somos conscientes de la dificultad que supone abandonar la movilidad tradicional, por eso alternativas intermedias como los coches con etiqueta ECO se postulan como la opción más favorable. ¡Te recordamos sus ventajas!

Mujer recargando un vehículo de etiqueta ECO

    ¿Qué es la etiqueta ECO?

    Como te contamos en este otro artículo, la clasificación medioambiental impulsada por la Dirección General de Tráfico (DGT) establece cinco categorías con el objetivo de distinguir a los vehículos en función de su eficiencia energética. Así, además del grupo de los más contaminantes, en las carreteras españolas hay vehículos con etiqueta medioambiental B, C, ECO o Cero. 

    Si bien la etiqueta Cero representa a los vehículos con menor impacto medioambiental, las etiquetas ECO ganan protagonismo por ofrecer a las empresas y autónomos la oportunidad de dar un primer paso hacia una movilidad más sostenible.

    Y es que un coche con etiqueta ECO, un distintivo de color azul y verde, garantiza una menor huella de carbono, reduciendo notablemente el impacto de los combustibles fósiles en favor de energías más respetuosas como la electricidad. 

    ¿Cuáles son los coches con etiqueta ECO?

    Según la normativa vigente, son considerados coches ECO los híbridos enchufables con una autonomía eléctrica inferior a 40 km y los híbridos no enchufables (HEV). También llevan etiqueta ECO los vehículos propulsados por gas natural y gas (GNC y GNL) o gas licuado de petróleo (GLP).

    Pero no solo pueden llevar una etiqueta ECO los turismos, sino que este distintivo engloba también a los vehículos comerciales ligeros, los vehículos de más de 8 plazas y los destinados al transporte de mercancías. La condición para poder disponer de una etiqueta ECO es cumplir el tener un motor propulsado por gasolina y un nivel de emisiones Euro4, Euro5 y Euro6 o un motor diésel con nivel Euro6.

    4 ventajas de la etiqueta ECO

    En Athlon somos conscientes de que los distintivos medioambientales de la DGT han ido ganando protagonismo en términos de movilidad, llegando a modificar el proceso de selección de un vehículo.

    Actualmente, tener en consideración el nivel de emisiones es fundamental pues cuanto menor sea el impacto ambiental, mayores serán los beneficios para autónomos y empresas.

    Así, disponer de una flota con vehículos identificados con la etiqueta ECO tiene las siguientes ventajas competitivas frente a una flota compuesta únicamente por vehículos propulsados por combustibles fósiles: 

    1. Ventajas medioambientales. El compromiso medioambiental es el principal motivo de elegir un coche con etiqueta ECO ya que, por su combinación de energías, el nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera es inferior al de un vehículo de propulsión tradicional.
    2. Ventajas económicas. Los coches con etiqueta ECO son vehículos modernos con tecnologías que favorecen la eficiencia energética y, por tanto, el ahorro. Además, al requerir de un menor consumo de combustible fósil para propulsarse, el coste de los desplazamientos es menor aun considerando el importe de la recarga eléctrica. Pero esta no es la única ventaja, ya que en Madrid, por ejemplo, los vehículos con etiqueta ECO disfrutan de un descuento del 50% al estacionar en las zonas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).
    3. Ventajas técnicas. En el caso de los vehículos HEV con etiquetas ECO, a la lista de ventajas se suma la autonomía. Dado que la recarga de la batería no requiere de conexión a un punto de carga, estos coches ofrecen una autonomía mayor con menor consumo de combustible. Con todo, si hablamos de vehículos GNC y GLP, el incremento de autonomía se eleva al 50% con respecto a sus equivalentes propulsados por diésel o gasolina.
    4. Ventajas de circulación. Si está previsto que la mayor parte de los desplazamientos se realicen dentro del centro de las grandes ciudades, disponer de un vehículo con etiqueta ECO es una gran ventaja competitiva. Y es que los vehículos con este distintivo medioambiental pueden circular libremente en las áreas restringidas a vehículos de bajas emisiones. Esto implica poder moverse sin problema por la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona y en Madrid Central.

    Diferencias entre la etiqueta ECO y la etiqueta Cero

    La DGT distingue con la etiqueta Cero a los vehículos 100% eléctricos o los híbridos que pueden recorrer, al menos, 40 kilómetros en modo 100% eléctrico.

    Con todo, además de la autonomía y el volumen de emisiones, los vehículos Cero se diferencian de los ECO en cuestiones fiscales y de circulación:

    • Los coches ECO pagan impuesto de circulación con un descuento del 50%.
    • Los coches ECO no pueden usar el carril bus-VAO.
    • Los coches ECO sí pagan parquímetro.

    Sin embargo, los vehículos Cero no solo están exentos de pagar el impuesto de circulación y el de vehículos de tracción mecánica (IVTM), sino que pueden circular libremente por los carriles bus-VAO y estacionar sin coste en las zonas SER.

    Vehículos de renting con etiqueta ECO

    Analizadas sus principales ventajas desde el punto de vista empresarial, en Athlon sabemos que los coches con etiqueta ECO son la opción de movilidad más confiable a corto plazo para determinados proyectos.

    Por eso, si buscas dar el primer paso en el camino hacia una movilidad 100% sostenible, te lo ponemos fácil con nuestras opciones de ofertas de renting de coches ECO y Cero.

    Ponte en contacto con nuestro equipo de expertos y ellos te ayudarán a encontrar las opciones que más se ajustan a tus necesidades de movilidad. ¿Hablamos?