Glosario de todas las partes de un coche eléctrico que debes conocer

Teniendo en cuenta que el coche eléctrico ha venido para quedarse, cada vez son más los autónomos y las empresas que apuestan por soluciones de movilidad eléctricas y por la movilidad sostenible que este tipo de vehículos garantiza.

 Viendo la velocidad con la que está evolucionando la tecnología de los eléctricos, y su democratización, gracias a fórmulas de renting como E-Mobility, conocer las partes de un coche eléctrico es fundamental. Si conduces un eléctrico, toma buena nota del siguiente glosario. 

Persona que conoce las partes de un coche eléctrico cargándolo

    Partes del coche eléctrico que debes conocer

    Sin duda alguna, los coches eléctricos han llegado cargados de tecnologías y palabras que, hasta hace muy poco, no estaban presentes en el mundo de la automoción y es muy posible que no conozcas su significado.

    Además de ayudarte a realizar un correcto mantenimiento de tu vehículo, en Athlon hemos preparado este pequeño resumen con los términos más importantes que debes conocer si te estás planteando seriamente el renting eléctrico.

    1. El inversor

    Pieza del coche eléctrico situado entre la batería y el motor. Su misión es pasar la energía acumulada en la batería al propulsor en función de la demanda de aceleración. También se encarga de adaptar el voltaje al del motor y de transformar la corriente continua almacenada en la batería a corriente alterna (la que emplea el motor).

    Una curiosidad que quizás te llame la atención sobre el inversor es que también puede desarrollar su función a la inversa, aprovechando la energía cinética de las frenadas y las desaceleraciones y transformándola en corriente continua que se almacena en la batería.

    2. Diferencia entre kW y kWh

    Son dos términos que pueden confundirnos al principio, pero su diferenciación es muy sencilla. El kilovatio (kW) es la unidad de potencia y se utiliza para hablar de la potencia del coche; 1 kW equivale a 1,36 CV, así que un coche eléctrico de 100 kW de potencia tendrá 136 caballos.

    Por otro lado, el kilovatio hora (kWh) es una unidad de energía y la utilizaremos para hablar de la capacidad de la batería y del consumo del coche. Resumiendo, de forma sencilla, los kWh en un coche eléctrico es lo mismo que los litros de combustible en un coche con motor térmico.

    3. Electrolinera

    Las electrolineras son las estaciones de carga de vehículos eléctricos que cubren las necesidades energéticas de los motores propulsados total o parcialmente por una batería. Sin embargo, una electrolinera no solo es un punto donde recargar un vehículo eléctrico, sino que se trata de un establecimiento que, a menudo, incluye también otros servicios complementarios de los que se puede disfrutar mientras esperamos a que nuestro vehículo se cargue por completo.

    4. Potencia de carga

    La potencia de carga se mide en kilovatios (kW) y sirve para cuantificar cómo de rápido se puede cargar un vehículo eléctrico. Podrás cargar tu coche en corriente alterna (cargas lentas; corriente doméstica) o en corriente continua (cargas rápidas). Es decir, cuanto mayor sea la cifra de potencia de carga (kW), más rápido se cargará la batería.

    Si recargas en casa, la potencia de carga máxima suele ser de 7,4 kW, aunque podrá variar según la potencia contratada o si establecemos algún límite de amperaje en el coche o en el cargador. Una carga completa en casa llevará varias horas, mientras que en un cargador rápido público podremos cargar del 10% al 80% nuestro coche en tan sólo unos 20-30 minutos (siempre dependerá del coche y la potencia del cargador).

    Debes tener en cuenta también el término potencia máxima de carga, que ayuda a conocer el máximo potencial del coche, aunque esta potencia no se mantendrá durante toda la recarga. Cuando enchufes el coche, la potencia subirá hasta alcanzar su pico, pero minutos después (conforme siga cargando la batería) descenderá para poder preservar la salud de la batería.

    5. Degradación de la batería

    Esta es una de las partes de los coches eléctricos que generan más dudas. Todas las baterías tienen una vida útil, según sus cargas y descargas y se acaban degradando con el paso del tiempo y de los kilómetros, es lo que se conoce como ciclo de vida de la batería. Es lo que sucede de forma más habitual con las baterías de un móvil, tablet o de un ordenador portátil.

    Lo mejor para poder preservar una buena salud de tu batería a largo plazo es cargar tu coche eléctrico en casa a baja potencia y, siempre que sea posible, mantener la batería entre el 20% y el 80%. Aunque ya existan una gran cantidad de cargadores “inteligentes” que dejan de transferir energía una vez alcanzado el 100%, lo ideal sería no llegar superar el 80% con el fin de poder prolongar al máximo la vida útil de las baterías, según las recomendaciones de la mayoría de fabricantes de las mismas.

    Normalmente los fabricantes suelen ofrecer una cierta garantía para la degradación de la batería. No obstante, haciendo un buen uso de las recargas, la degradación puede llegar a ser muy pequeña.

    6. Ion Litio

    Son el tipo de baterías que más se utilizan actualmente, ya que son las que se ven menos afectadas por el efecto memoria. Dicho efecto, es un fenómeno que reducirá la capacidad de tu batería como consecuencia de las recargas incompletas. Gracias a ello, son las que aguantan un mayor número de ciclos de carga y descarga sin deteriorarse.

    7. Ciclo WLTP

    El ciclo WLTP es un protocolo internacional que determina los consumos y emisiones de cada vehículo para su posterior homologación, es decir, pretende medir en las condiciones más representativas posibles el consumo y las emisiones contaminantes de los automóviles que actualmente pueden adquirirse en el mercado.

    Ten en cuenta a la hora de elegir un modelo eléctrico concreto que la autonomía real de estos coches puede ser hasta un 40% inferior a la declarada, dependiendo de tus hábitos y estilos de conducción.

    Ahora que sabes un poco más sobre las partes de los coches eléctricos, te será mucho más sencillo elegir qué modelo se ajusta mejor a tus necesidades particulares. De todas formas, en Athlon estaremos encantados de ayudarte a elegir el vehículo de renting que mejor se adapta a ti o a las necesidades de tu negocio, aclarando todas las dudas que pueden surgir durante el proceso de selección.